martes, 17 de julio de 2012

POR QUÉ QUEREMOS SER RICOS SI SOMOS MÁS FELICES POBRES?

La respuesta es: Porque somos envidiosos.

La calidad humana de la gente se ordena de muchas maneras:

Ilusión es la parte positiva de la ambición.
Admirar es la parte noble de envidiar.
La tranquilidad espiritual es la parte justa de la felicidad

Poseer, tener, ambicionar... no tienen nada que ver para conseguir una moral noble, satisfecha, justa.

De hecho, mucha gente ( denominada sabia ) prefiere una vida retirada, tranquila, amorosa, sin responsabilidades, etc..
En cambio, en el frenesí de la ambición, el poder, el tener, el ser rico, hay implícitos, la insatisfacción, el estrés, el envidiar, el poder, la intranquilidad, el deber, las obligaciones, la confrontación.

QUIZÁS ESTA GUERRA ECONÓMICA NOS ENSEÑE ALGUNA DE ESTAS COSAS. AUNQUE MUCHOS NO LO VAN A COMPRENDER.