sábado, 22 de diciembre de 2012

LA MAGIA DE LA CRISIS

QUÉ ES UNA CRISIS?


Una crisis es una expresión de alerta  de cualquier ser viviente, ente, organismo o sociedad organizada cuando se exclama. Es un aviso, una queja, porque su funcionamiento no está siendo óptimo y podría ser mejor.

Es decir, una crisis es un aviso de la consciencia individual o colectiva; es un estímulo que nos dice que tenemos que cambiar alguna cosa, afrontar o involucrarnos en algo para funcionar mejor.

ES LA CONSCIENCIA LA QUE NOS PONE EN CRISIS
Entonces, esta consciencia es la que nos hace sentir esta angustia, es la que nos advierte que estamos siendo invadidos o agraviados, es la que nos anima a hacer estos cambios que van a permitir a un cuerpo, una empresa, una infraestructura o una sociedad funcionar mejor y, en definitiva; ser más felices.

POR ESTO LA CRISIS...TIENE ALGO DE MAGIA


Para las personas. El cuerpo y la mente nos avisan constantemente sobre aquello que debemos o no debemos hacer. Cuando el cuerpo está cansado o lesionado no exige reposo. Cuando la mente está agotada nos pide relajación o distensión. También la mente exige disfrute. Cuando la mente siente miedo nos ponemos en actitud de alerta. Cuando el cuerpo y la mente nos piden acción tenemos esta ansiedad para experimentarla. De igual modo pasa con las actitudes de expresión corporal, expresión sentimental, expresión artística, expresión profesional e incluso, expresión social.

La sociedad actual penaliza e inhibe las peticiones de nuestra persona y, tendimos a no escuchar a nuestra cabeza y a nuestro cuerpo. La consecuencia de esto son las enfermedades, los funcionamientos anómalos de los órganos, problemas psicológicos, problemas nerviosos ( contracturas, deficiencias digestivas, tics, dermatitis; en definitiva, todo lo que son órganos de somatización)

A nivel de país. España no estaría en crisis si no pudiéramos hacer más cosas para funcionar mejor; simplemente seríamos más pobres y no tendríamos voluntad de tener o ser más. Consideraríamos que las cosas ya van de la mejor manera que pueden ir y no hace falta hacer nada más.


El concepto de crisis radica en que SÍ SE PUEDE HACER MÁS. La consciencia colectiva nos avisa de LA CORRUPCIÓN, LA INDOLENCIA, LA INSENSIBILIDAD DEL CAPITALISMO, LA INEPTITUD DE LOS POLÍTICOS, EL AFÁN POR EL CONSUMISMO, LA FELICIDAD IMPOSTADA, LA DESTRUCCIÓN DE LA NATURALEZA, LA FRUSTRACIÓN PROFESIONAL DE LA JUVENTUD MÁS PREPARADA DE LA HISTORIA DE ESPAÑA,...



Por esto es importante ATENDER CADA CRISIS, intentar escuchar tu cuerpo e intentar satisfacer sus peticiones; porque si no lo haces, tu cuerpo se corrompe, se corrompe porque le niegas la posibilidad de funcionar mejor. Y de esta manera, lo penalizas. Y a cada crisis no satisfecha, tu cuerpo se aleja más de su ideal, de aquello que hubiera podido ser en potencia. Si no atiendes a las peticiones de tu ser, debilitas tu cuerpo, lo haces más vulnerable y más infeliz y lo alejas más de su estado de armonía.

Por eso os animo, a todos aquellos que sufrís una crisis. Deciros que ES BUENO; que es vuestro cuerpo que quiere tener mejor salud, satisfacer cosas a las que no estás prestando atención. Es vuestro cuerpo que os exige romper con algunas cosas, afrontar otras, luchar por otras y satisfacer otras. Y sobretodo os aconsejo que NO AGUANTÉIS... PENSANDO... YA PASARÁ, porque si así lo hacéis, habréis hipotecado una parte de vuestra vitalidad y felicidad en esta decisión negativa.

LAS CRISIS SON BUENAS SI LAS ESCUCHAS Y HACES ALGO AL RESPECTO

De esta crisis sólo saldremos con actitudes pro-activas, de compromiso social y humano, cambiando el paradigma de felicidad por posesión por el de felicidad por el bien común y la realización personal, olvidando el tanto tienes tanto vales y rehuyendo el consumismo.