miércoles, 19 de diciembre de 2012

LA SOCIEDAD ESTÚPIDA

Vivimos en una sociedad estúpida. Donde está mal visto enfadarse. Donde está mal visto levantar la voz. Donde está mal visto señalar con el dedo a los culpables. Donde está mal visto la reivindicación. Donde está mal visto la lucha por los derechos sociales y laborales. Donde está mal visto quejarse. Donde está mal visto expresarse públicamente. Donde está mal visto destacar. Donde está mal visto atacar el Status Quo. Donde está mal visto luchar por tus derechos. Donde está mal visto tener ideales!

Esta sociedad estúpida presupone que sus ciudadanos deben ser felices formando una familia y trabajando por un salario moderado. Y PUNTO! Con el resto de cosas, encefalograma plano y perfil bajo.
Debemos ser felices con nuestra familia, con nuestros amigos, con nuestro trabajo... y comentando trivialidades y cosas menores.

Las cosas de país, las cosas de poder, las cosas de gestión, las cosas importantes... las deben manejar otros y no la sociedad estúpida.

Por eso, no nos debemos enfadar cuando cada dos por tres salen casos de corrupción política, cuando las peticiones populares son obviadas con indiferencia soberana, cuando la ineptitud política nos gobierna o cuando el populacho es el que debe salvar a los bancos y sus banqueros con el dinero de nuestros bolsillos.

Por esto, en esta sociedad estúpida,

- Los jóvenes pasan del tema. Lo ven tan crudo que prefieren hacer oídos sordos. La sociedad los margina y expulsa; y ellos pasan de la sociedad. Esta actitud es la de sumisión por no ver la solución al problema. Los jóvenes no tienen ni la sabiduría, ni la experiencia, ni la fuerza social, ni la fuerza económica ni política. Sólo tienen la fuerza de sus ideales...que se diluyen con prontitud frente a tal desolación y al ver que los adultos no hacen nada para remediarlo.

-Los adultos tienen miedo. Los adultos tienen demasiadas responsabilidades para hacer frente a estos problemas. Tienen una familia que mantener.Tienen que trabajar y aguantar. El precio de inmiscuirse en este tipo de reivindicaciones les puede pasar factura. Por eso, la gente se concentra en su familia y no en el país.

-Los mayores son mayores. Gente cansada, que ya sabe como funciona todo esto. Que vienen de la guerra o de la postguerra. Que les vas a contar a ellos! Ellos tampoco quieren problemas; cuando la gente habla alto y claro, siempre hay víctimas.

ASÍ QUE TODOS CALLADITOS!
Pobres y estúpidos.... o tendréis problemas!

Pd: Aahah, por cierto. SE BUSCAN VALIENTES PARA CAMBIAR EL MUNDO. PARA MOVILIZAR AL PUEBLO. PARA CAMBIAR LAS NORMAS. No vas a ser tu, verdad?

1 comentario:

  1. Por cierto, vuelvo a recomendar otra vez el programa Salvados ( La Sexta ) de la entrevista al juez Baltasar Garzón. No tiene desperdicio!1

    ResponderEliminar