viernes, 5 de abril de 2013

EL MOVIMIENTO ARMÓNICO

La sociedad está chocando continuamente. Unos con otros, otros con unos. Intereses económicos de unos con los de otros, intereses personales y sociales en contraposición,...
La vida es una lucha de intereses, una lucha de psiques, un choque de egos, un choque de ideales, un choque de miedos.


Algunos psicólogos, historicistas y pensadores actuales ya están visualizando un conflicto de proporciones bíblicas en los años venideros. El choque cultural entre razas,  la pérdida de valores morales de la actualidad,  la pérdida de los llamados "miedos buenos" (aquellos que nos hacen respetar al prójimo), el mejunje liberal/conservador, los nuevos ricos y pobres y la reestructuración de las clases sociales, etc; auguran un futuro incierto para el hombre.

El gran problema con el que nos enfrentaremos la sociedad de hoy en día es el de:


LA POSIBILIDADES FRUSTRADAS.

Me explico: hoy, más que nunca, la tecnología y las ciencias nos ofrecen un abanico interminable de posibilidades y comodidades. Pero al mismo tiempo, el hombre actual sólo podrá escoger una parte ínfima de este abanico tan amplio.

Esta sociedad rica e inteligente nos someterá a una austeridad de opción mucho mayor. Hoy en día podríamos ser muchas cosas, estudiar muchas cosas, tener muchas cosas, hacer muchas cosas.. y podremos hacer solamente muy pocas, tendremos muchas posibilidades frustradas.

Este concepto va a ocasionar un sentimiento de ahogo y angustia a las personas, que debemos ya intentar de tratar de algún modo.

Y EN CONTRAPOSICIÓN a esta deriva social, sale a la luz un nuevo paradigma:

EL MOVIMIENTO ARMÓNICO


Y el Movimiento Armónico se crea a través del fluir natural del humanismo, evita el conflicto y canaliza la diferencia. Es un retorno al espiritualismo en contraposición al materialismo actual. Es un anhelo de búsqueda de la felicidad con aquello que se hace, se piensa y se siente y no con aquello que se posee.

Es un estado que nos invita a escucharnos a nosotros mismos y no al reloj.
Es un estado que nos libera de la rutina de obrero programado.
Es un estado de percepción más humanista de la vida, más vital y serena.

Es un nuevo movimiento que aboga por dejar el dinero a un lado, de no pensar siempre en términos monetarios y de respetar los designios del propio cuerpo.

"Queremos ser ricos pero con estrés, cansancio, angustia, obligaciones, etc..., o es mejor tener menos cosas y gozar de buena salud?"

Hubo un maestro, que dijo una vez.... que la felicidad era... LA TRANQUILIDAD.