viernes, 21 de junio de 2013

LA PIRÁMIDE DE MASLOW



La Pirámide de Maslow sobre cuales son las motivaciones humanas también se utiliza para analizar qué nos impulsa a tomar decisiones emprendedoras. (Aquí me refiero a ideas nuevas, creatividad, genialidades empresariales)

Si tenemos satisfechas las necesidades fisiológicas, luego abordamos el escalón de la seguridad, luego la afiliación, luego el reconocimiento y, finalmente, la AUTORREALIZACIÓN.
En el estado de autorrealización es donde nos podemos expresar intelectualmente y podemos desplegar y desarrollar nuestro psique.

Aún así, la actitud emprendedora también se basa en la necesidad/tendencia en complicarse la vida.  Es lo que los académicos llaman SALIR DE LA ZONA DE CONFORT... Y ADENTRARSE EN LA ZONA DIFUSA/OSCURA.

El emprendedor tiene la particularidad de ponerse a sí mismo en situaciones de compromiso, de inseguridad, de lucha interna, de ambivalencia, de tensión, de incomodidad... y, en esta situación (de zona difusa) que él mismo ha creado, debe buscar una solución.

De hecho, el propio acto de emprender (aventurarse) es una actitud que puede desestabilizar los escalones más básicos de la Pirámide de Maslow.

Es, precisamente, en este tipo de ejercicio mental o vital donde el emprendedor/visionario parece vislumbrar ideas geniales o, simplemente, realidades diferentes.

La creatividad nace de estos conflictos; de esta aberración lógica, de esta necesidad de crear nuevos campos de batalla semánticos y/o conflictos lógicos y de comportamiento.

En mi opinión, la Pirámide de Maslow es demasiado restrictiva y ordenada y, aunque es válida para organizar o escalar las motivaciones humanas, el emprendedor no sólo necesita estar en la zona de autorrealización para poder acometer grandes logros, sino que, precisamente, en este "libre albedrío" que él mismo ha creado (zona difusa), el emprendedor tiene que divagar libremente por toda la Pirámide de Maslow y hacerla a su medida. (No son compartimentos estancos).

Resumiendo: el emprendedor visionario divaga por todas las necesidades y motivaciones del hombre y... las mezcla, las gira, las contrapone, las diluye,..y de aquí salen ideas.



Esto es el paradigma que nos explica que haya personas que consigan crear (en la sociedad) nuevas motivaciones, nuevas necesidades y nuevos objetivos.